misterio

¿Qué vio Napoleón Bonaparte dentro de la Gran Pirámide de Egipto y le dejó aterrorizado?

La pirámide de Keops sigue revelando secretos en sus imponentes 146 metros de altura. Luego de que se realizara un escaneado de la construcción se identificó la localización una nueva cámara que hasta el momento estaba oculta. Este análisis científico confirma lo que Napoleón Bonaparte intuyó tras haber pasado la noche dentro del monumento. El misterio impregna cada uno de sus rincones.

Con el objetivo de liberar Egipto de las manos turcas, el general desembarcó en el país durante el verano de 1798 con más de treinta mil soldados franceses poniéndose por objetivo avanzar en dirección a Siria. El joven Napoleón perseguía algo más que objetivos militares y llevó a los mejores científicos de su generación para que estudiaran al detalle aquel lugar extraordinario.

Un año después, el Gran Corso regresó a El Cairo y pasó la noche en el interior de la Pirámide de Keops. Su séquito lo acompañó hasta la Cámara del Rey, la habitación noble, que en aquella época era de difícil acceso, con pasadizos que no llegaban al metro y medio, y sin ningún tipo de iluminación más allá de las antorchas. Luego de siete horas salió de la laberíntica estructura, pálido y asustado. Pero nunca logró explicar qué había ocurrido allí dentro.

Resulta imposible saber qué es lo que vio o sintió exactamente, aunque parece probable que haya sufrido alguna clase de experiencia mística inducida por la soledad, la oscuridad, las temperaturas extremas y los ruidos distorsionados por el eco. Lo que está claro es que aquella noche dentro de la Gran Pirámide cambió su carácter para siempre.


Fuente: ABC

Imagen: Shutterstock