GUERRAS

Increíbles curiosidades sobre la Guerra Fría

Aunque la Guerra Fría escribió algunos de los párrafos más sombríos de la histórica puja entre Estados Unidos y la extinta Unión Soviética, dejó también una serie de eventos curiosos y hasta, en algunos casos, hilarantes.

Túnel secreto bajo el Muro de Berlín: la barrera entre el este y el oeste alemán fue acaso el símbolo por excelencia de la Guerra Fría. Aunque prácticamente infranqueable, en 1964 ocurrió uno de los más grandes escapes, cuando un grupo de 60 berlineses occidentales cruzó a través de un túnel de 145 metros de largo, 70 centímetros de diámetro y 12 metros de profundidad.

Pornografía presidencial: entre 1945 y 1967, Indonesia fue presidida por Sukarno, a quien Estados Unidos consideraba "problemático" y "demasiado independiente". Entre las estrategias de desprestigio aplicadas contra su figura, existió la producción de un video pornográfico, protagonizado por un doble muy similar a él, aunque finalmente el material no fue utilizado.

Biblias como papel sanitario: durante la Guerra Fría, el gobierno comunista de Rumania persiguió a las congregaciones eclesiásticas y prohibió la impresión de libros religiosos. En ese contexto, Estados Unidos envió al país aproximadamente 20 mil Biblias. A pesar del fervor religioso de los rumanos, la crisis económica fue más fuerte y las hojas del libro sagrado terminaron usadas como papel sanitario.

Paranoia satelital: los soviéticos lanzaron a la órbita terrestre el primer satélite artificial de la historia humana. Bautizado con el nombre de Sputnik, el artefacto cumplió uno de sus objetivos, al enviar exitosamente señales de radio a la Tierra. Sin embargo, esta sencilla prueba generó un estado de paranoia en Estados Unidos, que confundió un sencillo 'bip-bip' con mensajes codificados.

Salchichas en el Pentágono: la Unión Soviética estuvo muy preocupada por una extraña estructura en el patio central del Pentágono. Sus observaciones notaron que era el área más concurrida del edificio y pronto sospecharon que allí se celebraban importantes reuniones secretas. Más allá de la preocupación soviética, la estructura no era más que un puesto de venta de hot dogs.


Fuente: bbc.com

Imagen: Shutterstock